Menguante de enero en Luna (2015)

Lanzamos un nuevo post sobre biodinámica en este menguante de enero. Igual que la luna, la naturaleza comienza un nuevo período descendente, en el que la fuerza se aglutina en las partes terrestres de la planta.

Hiedra en el menguante de enero

Hiedra y amentos de avellano en una fría mañana de enero

En esta fase lunar, el menguante, la luna tarda más en aparecer por las tardes; sin embargo, es posible verla hasta bien entrada la mañana. Hoy no os pongo la foto porque está nublado.

Como las heladas todavía están presentes, no es recomendable todavía realizar ninguna labor de poda. Deberemos esperar al de febrero para realizar las podas de los rosales. Continuamos preparando semilleros: el árnica que plantamos la semana pasado no ha dado todavía señales de vida: ya os iré contando. Por supuesto, aquí en Luna, estos semilleros se hacen dentro de casa, en las tarrinas de yogur. Como son semillas muy pequeñas, es mejor controlar su crecimiento en un recipiente pequeño.

En este mes de enero han comenzado a brotar las yemas en lilares y rosales. También las lavandas han sacado nuevos tallos.

Desde la ventana veo los avellanos cargados de amentos y la eterna hiedra trepando por las paredes de la casa y por los muros de la finca. Esperaremos al creciente para hacer nuestra próxima tanda de jabones de hiedra.

Por otra parte, los días han comenzado a crecer. En el Abeseo, donde vivimos, que es la cara norte; las peñas nos proporcionan 4 «amaneceres diferentes» y el sol ha calentado en estos días de anticiclón. Para esta semana nos anuncian una nevadita: compartiremos fotos.

Acerca de Esencias

Nueva marca de productos de higiene personal y cosmética natural; elaborados con agua termal, aceite de oliva ecológico virgen extra y plantas del valle de Luna, Reserva de la Biosfera. Esencias de Luna es la 1ª marca española de cosmética ecológica certificada, elaborada con agua termal. ESTAMOS CRECIENDO
Esta entrada fue publicada en Cosmética natural con agua termal, productos cosméticos naturales, vida sana y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *